Camelaudio acaba de publicar una demo que muestra las sorprendentes capacidades del motor de resíntesis de su nuevo instrumento virtual Alchemy para recrear instrumentos y sonidos naturales.

Personalmente me he quedado gratamente sorprendido de la calidad con que el nuevo algoritmo de resíntesis de Alchemy es capaz de recrear los sonidos (voces, instrumentos, percusión y al parecer lo que le echen) y me ha parecido que podía ser del interés de todos aquellos que siguen interesados los avances que cada día aportan los nuevos desarrollos de síntesis por software. Y como no, de nuevo de la mano de “pequeños” desarrolladores.

Alchemy resintetizando

En este audio de demostración podemos oír como Alchemy recrea una voz humana y la manipula hasta el extremo. Hay que tener en cuenta que no es una grabación de la voz lo que oímos, aunque lo parezca, es una representación por síntesis aditiva del mismo (con ayuda del motor de síntesis espectral que incluye asimismo Alchemy). Las posibilidades musicales aparentemente son espectaculares.

Personalmente no creo que ninguno de los otros instrumentos virtuales basados en síntesis aditiva (que recrean un sonido mediante resíntesis por análisis de una fuente de audio y lo convierten en parciales) llegue, ni de lejos, a recrear con esta precisión la fuente original analizada.

Uno de los problemas que tienen los sistemas de síntesis aditiva para recrear fielmente los sonidos son los componentes inarmónicos, que sobre todo en los transitorios de ataque, muchos sonidos existentes en el mundo real presentan. Para solucionar esto Camel Audio implementa adicionálmente al motor aditivo un motor de síntesis espectral que resulta especialmente adecuado para solucionar precisamente ese escollo de la síntesis aditiva. Este motor de síntesis espectral está basado en los sistemas de phase vocoder y por supuesto además de esta función tiene otras posibilidades de generación de sonido en Alchemy. El resultado es sin duda todo un acierto y todo apunta a que marca un hito en este campo.

Dado que Alchemy permite utilizar en cada una de las 4 fuentes (u osciladores) que componen un sonido ambos motores, aditivo y espectral, es posible hacer una transformación (morphing) en tiempo real entre los 4 sonidos fuente con un realismo inusitado, crear instrumentos híbridos que se transforman constantemente bajo el control del músico será sin duda una experiencia muy interesante.

Escúchalo por ti mismo aquí y opina.