Con la llegada de los Mackie HR824 MK2 en la Musikmesse del año pasado, se introducen los sucesores de unos de los mas populares monitores de estudio de los últimos años, los Mackie HR 824, que en muchos estudios de grabación, grandes y pequeños en el mundo han encontrado un hogar.

Mackie nos ha enviado una pareja de prueba y he podido testear un par de estos monitores de estudio activos en mi propio estudio y escuchar su sonido en diversas situaciones.


Primera impresión

Ya en la feria de música, me di cuenta de que el fabricante había cambiado bastantes cosas en cuanto al diseño. Los Mackie HR824 MK2 tienen una cara diferente y mas redondeada que sus predecesores, lo que al mismo tiempo les da un aspecto mas moderno y elegante. La superficie de laca de piano le da estos monitores un toque de cierto lujo.

Por supuesto, los cambios en la forma externa también tienen un efecto sobre el sonido, especialmente en la dispersión de sonido, ya que las formas redondeadas del nuevo diseño tiene por objeto eliminar cualquier difracción indeseada y generar una radiación equilibrada del sonido.

Inmediatamente después de desembalar los Mackie HR 824 MK2 (con un peso aproximado de 15 Kg.) noté un pequeño detalle que siempre había querido para mis propios monitores de estudio: un botón para encender y apagar en la parte delantera, que además de mostrar que están en marcha proporcionan información de una posible sobrecarga.

Conexión de los Mackie HR824 MK2

Una mirada a la parte trasera de los Mackie HR 824 MK2, que sea dicho de paso es de aluminio, igual que la parte frontal, muestra una variedad de ajustes y conexiones. Después de una breve mirada al manual del usuario se resuelve rápidamente la función de cada interruptor.

Los Mackie HR 824 MK2 nos proporcionan entradas de audio equilibradas tipo XLR y jack de 6,3 mm al mismo tiempo que una entrada RCA en la parte posterior. Justo al lado de esta ultima esta ubicada la toma de corriente que al igual que las demás entradas esta mirando hacia abajo y por tanto resultan poco practicas para conectarlas. Afortunadamente esto es algo que no necesitaremos hacer cada día, por lo que esto finalmente es poco significativo.

La sensibilidad de las entradas de los monitores de estudio Mackie HR 824 MK2 se puede variar con la ayuda de potenciometros entre OFF y NORMAL (+4 dBu). En la posición de las 12 horas se pone en -10dBV, de modo que sera posible conectar cualquier tarjeta de sonido en esta entrada.

Los ajustes

Ademas de lo descrito anteriormente se encuentran cuatro interruptores en la parte trasera de los Mackie HR824 MK2, que nos ofrecen los siguientes ajustes (de izquierda a derecha):

Acoustic Space
Dependiendo del sitio en los que situemos los Mackie HR824 MK 2 en la sala, se puede utilizar este conmutador para ajustar los graves. Hay tres modos: para la posición en una esquina de la sala, el posicionamiento de los monitores frente a una pared y la instalación con suficiente espacio libre tras ellos.

Filtro frecuencias bajas
Como su nombre nos indica, se trata de un filtro de corto de bajos a 37Hz, 47Hz y 80Hz (para el uso con un subwoofer).

Filtro frecuencia altas
Con este interuptor se pueden variar las frecuencias altas de la Mackie HR 824 MK2 por + / – 2dB. Los 2dB se alcanzan en una frecuencia de 10kHz.

Modos de energía
Los Mackie ofrecen tres modos diferentes de funcionamiento: el modo en espera, automático y encendido. Con la funcion en standy la caja aun consume 8W (dos cajas son ya serian16 W). Si se ponen en auto las cajas se encenderán automáticamente cuando les llegue una senal de mas de -45dB. En condiciones normales las cajas estan encendidas.

Tecnologia
Los Mackie HR824 MK2 van equipadas con un woofer de 8,75 ” (bajos / medios) y un driver de 1“, cada cual con su propio amplificador. Según el manual el cruce esta a 1900Hz, utilizando una modificación de filtro Linkwitz-Riley con una pendiente de 24 dB por octava.

El manual nos dice que los bafles bajan hasta 35Hz (-3dB) y suben hasta 22kHz (-3dB). La transmisión en el campo abierto es de 37Hz-22kHz con + – 1,5 dB, y el máximo nivel de presión sonora es de 120dB (SPL).

Todos los demás detalles técnicos los podéis encontrar en el manual del fabricante que también podéis bajar como un fichero PDF. Por terminar los detalles tecnológicos sea dicho de paso que estos monitores tienen una certificación THX.

Sonido

Dado que en cosas de monitores estoy bien servido en mi estudio personal, estaba muy ansioso de escuchar estos monitores y por supuesto también un tanto escéptico al principio.

Desde un principio pude observar una buena imagen espacial en los Mackie HR 824 MK2 que permite percibir un posicionamiento claro de los instrumentos en el panorama estéreo y una buena profundidad del campo sonoro. El sonido general es equilibrado y claro, pero en la zona mas grave y en los graves medios hubiera deseado un mayor detalle.

El sonido de los agudos de estas cajas es dinámico y proporciona una buena información de los detalles dentro de la mezcla. Los sonidos graves suenan llenos y potentes y ofrecen suficientemente espacio para la mezcla de música electrónica sin la necesidad de un subwoofer.

El punto dulce de escucha me ha parecido suficientemente grande lo cual muestra una buena dispersión del sonido y facilita una mezcla cómoda sin tener que estar circunscrito a una posición estricta, aun así hay que tener atención a la alineación vertical de las cajas para obtener la mejor escucha.

Mackie HR824 MK2 prueba: Conclusión

El precio actual en la calle de las Mackie HR 824 MK2 esta al momento de este review en 1.400 – euros, lo que me parece razonable para un par de monitores de estudio de este tamaño, rendimiento y calidad. Por supuesto, uno puede comprarse unos monitores bastante mas precisos, pero también toca pagar mas dinero por ellos.

En términos de potencia los Mackie ofrecen suficientemente volumen como para impresionar los clientes o dedicarse a música electrónica sin necesidad de incorporar un subwoofer.

Por ultimo solo me queda mencionar que el sonido de los Mackie HR 824 MK2 es armonioso y equilibrado y resulta fácil mezclar en ellos.